Oda a la copa

Que los torneos del KO son los más emocionantes del futbol nadie lo duda, y si alguien se atreve a hacerlo, basta con repasarse un breve resumen del partido de anoche en Cornellá para que vaya cambiando de opinión.


No fue un partidazo con juego brillante, eso no es un partido de copa, los partidos que hacen honor a esta competición son aquellos en los que la locura, los despropósitos, los aciertos, sus errores (arbitrales incluidos) y la emoción se respiran en cada trozo de césped, y en cada asiento del estadio, vamos lo que bien dicho se traduce como un partido, bronco y copero.


Poco importa ya que casi todos los goles vinieran de errores defensivos clamorosos, impropios de un equipo de primera división, y también por el miedo comprensible de un modesto que se veía con pie y medio en semifinales, hasta que su rival vio una luz de esperanza gracias a que un juez de línea y el árbitro principal no vieron un fuera de juego de kilómetros, fueron los únicos, pero ellos son los que mandan.


Quedaban solo 5 minutos y apareció la locura, la arbitral, la futbolística y la defensiva, el tercer gol perico vino tras un grave falle defensivo bien resuelto por Verdu que provoco el éxtasis en la grada y en el césped, a la vez que el desanimo y la impotencia se apoderaba de un Mirandés que se vio muy cerca de una nueva machada, quizás dentro de 7 días lo logre, señores esto es la copa, se puede soñar, se puede ganar, pero seguro que se va sufrir.


Por cierto, ya no es casualidad que un tal Pablo Infante destaque en tantos partidos seguidos contra equipos de primera división, aun quedan días para el cierre del mercado invernal, yo no me lo pensaría mucho...

Larga vida a la copa…y al Mirandes!

Escribir comentario

Comentarios: 0